21 de abril, una fecha mágica para el Hércules en Chamartín


Cada 21 de abril, la mente de los seguidores herculanos se ilumina. Ese día toca rememorar dos de las gestas más grandes realizadas por el Hércules en su casi centenaria historia. El cuadro alicantino sólo le ha ganado dos veces al Real Madrid en su estadio y ambas, curiosamente, fueron un 21 de abril. Por eso, hoy es un día especial para un herculanismo que rescata de la mochila tiempos mucho mejores.

La primera victoria del Hércules en Chamartín cumple hoy 80 años. Fue en 1940 cuando un gol de Tormo sirvió para tomar el templo del Madrid. El Hércules, hasta el parón de la Guerra Civil, caminaba con paso firme por la élite. Tras la contienda y el parón, tuvo que reponerse y, una vez reanudada la Liga, dejó para el recuerdo su victoria en Chamartín. El prestigioso triunfo se dio en la penúltima jornada y el Hércules acabó sexto en una competición con sólo 12 equipos. El equipo alicantino, dirigido desde el banquillo por Quirante, salió con: Pérez, Medina, Maciá, Pardo, Aparicio, Tormo, Tatono, Salas, Salvador, Vilanova y Adrover.

Escudo/Bandera Hércules

Tras aquel triunfo, tocó esperar 45 años (1985) para que los seguidores del Hércules disfrutasen de otra victoria ante el Madrid. La espera mereció la pena. En esta ocasión, de nuevo un 21 de abril, el conjunto alicantino venció en el Bernabéu con el mítico gol de Dante Sanabria. La victoria sirvió para mantener la categoría en Primera y puso patas arriba Chamartín, a pesar de que el conjunto blanco ya no tenía ninguna opción en la Liga y tenía todos sus sentidos puestos en la UEFA y en la eliminatoria ante el Inter.

El argentino Sanabria fue el héroe de un equipo que llegó a la última jornada de Liga con la salvación muy cuesta arriba. El Hércules necesitaba ganarle al Madrid en su estadio para mantenerse porque Betis y Málaga, también inmersos en la pelea por la permanencia, se enfrentaban entre sí y les valía un empate para salvarse siempre y cuando el Hércules no ganase en el Bernabéu.

Muy pocos contaban con la gesta blanquiazul en Chamartín, pero llegó el minuto 74 y el gol de Sanabria para llevar la locura a toda una ciudad. El argentino recogió un disparo de Ramos que dio en el poste para marcar a placer y firmar un triunfo de prestigio e histórico, una victoria que valía una salvación. Betis y Málaga no terminaban de creerse lo que había hecho el equipo entrenado por Toni Torres. El Hércules formó con Espinosa, Latorre, Puncho, Parra, Rastrojo, Ángel (Ramos), Rocamora, Santi Bakero, Kempes (Herbera), Sanabria y Reces. El Real Madrid, dirigido por Luis Molowny, alineó a Miguel Ángel, Juan José (Vázquez), Stielike, Salguero, Camacho, Sanchis, Gallego, Míchel, Valdano, Santillana e Isidro.

«El gol del Bernabéu fue de lo mejor de mi vida. La gente enloqueció y la alegría era inmensa», reconoció Sanabria hace unos años en una entrevista concedida a AS. Parra, legendario capitán del Hércules, también habló en Efe de un triunfo histórico: «Torres, el míster, planteó el partido de forma espectacular. La clave fue esa, que no salimos como corderitos, sino a jugarnos la Champions y con mucha fuerza psicológica».

 



Fuente: As.com

Compartir